Como planear tu semana

“Una meta sin un plan es solo un deseo.” ¿Sientes que pasa la semana y no lograste las cosas que necesitabas hacer? ¿Has pensado en iniciar un negocio, crear un presupuesto, leer un poco más, pero eso nunca ocurre?. Tal vez no es la falta tiempo sino de la falta de planeación. Desafortunadamente el tiempo no se detiene por eso es importante sacar ventaja del tiempo disponible que tenemos para lograr hacer las cosas.


Para maximizar nuestras semanas, necesitamos hacer un proceso de planeación. Implica más que solo tener una lista de cosas por hacer, planear tu semana por adelantado resulta en completar más tareas y es una ayuda para lograr nuestras metas. Estos son algunos puntos claves para planear tu semana adecuadamente, te vas a sorprender lo productiva que puedes ser si haces un plan para tu semana y lo sigues claro está.


1. Establece un día y horario específico para planear


Algunas personas les gusta planear su semana el domingo por la noche. Otras como yo preferimos planear el lunes por la mañana y algunas más organizadas planean los viernes después del trabajo. El día y la hora dependen de lo que funcione mejor para ti.


Cuando tengas decidido el día y la hora que planearas tu semana, haz que sea lo más productiva posible esto significa que evites distracciones como el teléfono, la televisión o tu tableta.


2. Evalúa la semana anterior


No importa si planeas usando algún medio electrónico, una agenda o simplemente una libreta, antes de iniciar a planear tu semana, necesitas revisar la semana anterior. Revisa las tareas que fueron completadas y examina si cumplieron el propósito por el cual decidiste hacerlas. Si esa asignación era parte de una meta más grande ¿Se efectuó correctamente? ¿Cumplió el objetivo de contribuir a la meta final?


Ahora revisa las tareas incompletas o que tal vez se finalizaran hasta esta semana. Asegúrate de pasar esas tareas pendientes para que en esta semana se puedan terminar o darles el seguimiento necesario. Revisa sobre todo si alguna de estas tareas tiene fecha de vencimiento y procura darle prioridad.


3. Revisa tus metas a mediano y largo plazo


Ya debes de tener tus metas a mediano y largo plazo, así que antes de planear tu semana revisa estas metas, y no te olvides de incluir actividades que contribuyan a esas metas, nunca te olvides de ellas o permitas que las actividades diarias consuman todo tiempo, mantén estas metas frescas en tu mente y sigue trabajando para lograrlas.


4. Planea tu semana


Ahora empecemos a planear, piensa en las tareas que deben de completarse esta semana. Asegúrate de incluir fechas de vencimiento, reuniones, tareas y las actividades relacionadas a tus metas a largo y mediano plazo. Ordénalas en tu agenda o calendario y marca una fecha de vencimiento, establece una fecha razonable según tus actividades. Por ejemplo, si tienes actividades específicas para realizar establece un tiempo para terminarlas y evita las distracciones esto te permite estar concentrada y terminar más rápido. Si cada día revisas tu correo electrónico o contestas mensajes establece un horario por ejemplo: Revisar correo electrónico y contestar mensajes de 8:30 a 9:00 , así te enfocas solamente en esa actividad de ser posible.


5. No te olvides de las actividades diarias


Después de agregar tus tareas y asignaciones para esta semana, no te olvides de las actividades diarias, tales como hacer ejercicio, cocinar, leer, meditar, cuidar de tus hijos y tu casa, así como tomar un tiempo de descanso. Estas actividades forman parte de tu vida y probablemente son tus metas personales y no cumplirlas puede dañar tus propósitos. Por ejemplo, algo tan sencillo como no asignar el tiempo para cocinar (en caso de que cocinar sea parte de tus actividades) puede resultar en que comprar comida rápida esto te afecta si tu propósito es no comer comida rápida y también te genera un gasto extra que afecta tu presupuesto porque compraste algo que no tenías programado.


Una técnica para estas actividades es organizarlas en bloques de actividades, por ejemplo puedes despertar y hacer tu bloque de la mañana lo que puede incluir hacer ejercicio, meditar y por la tarde puedes planear otro bloque que talvez incluya cocinar la comida junto con la cena, hacer 30 minutos de limpieza en casa y leer un poco al final del día, así no dejas estas actividades a la casualidad.

Estas actividades son importantes tanto como una cita de doctor, necesitas hacer tiempo para ellas así que no programes otras actividades en los bloques de tiempo de estas actividades diarias.


6. Revisa y repite


Cada día dedica unos minutos para ver cómo te fue en el día. Si quieres sacar el mayor provecho de tu tiempo necesitas planear tu semana, y este proceso de planeación se repite cada semana, puede parecer difícil especialmente al principio, pero antes de que te des cuenta ya vas a tener un hábito de planear tu semana.


Al final te vas a dar cuenta que planear tu semana, contrario a lo que muchas piensan que es tener ocupado todo el tiempo, es una herramienta que te ayuda a ser más productiva y al estar más enfocada y cumplir tus objetivos, te queda más tiempo libre para disfrutar porque sabes que no tienes mil cosas pendientes por hacer y que lo que tienes pendiente por hacer tiene su espacio de tiempo asignado para cumplirlo.


Tomarte el tiempo de planear tu semana anticipadamente y comprueba por ti misma como incrementa tu productividad y puedes ver realizadas tus metas. ¿Tienes algún consejo para planear tu semana? ¿Qué sistema usas? Me encantaría leer tus comentarios.

232 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Metas 2022

laura.png

Hola, gracias por leerme

Me gradué como Contador Público y Auditor C.P.A, en México, y Master en Business Administration  M.B.A. por la Universidad de Texas.

Categorías

Tags