Clase 1 - Registra tus Gastos

Registrar tus Gastos de manera muy honesta es el primer paso para hacer un presupuesto que funcione y que realmente muestre efectividad en tu progreso al controlar tus finanzas. Llevar un control y registro de tus gastos es la manera ideal de aprender acerca de tus hábitos al gastar.


Beneficios de llevar un registro de gastos


1.- Antes de hacer tu presupuesto hacer un registro de tus gastos te ayuda a identificar tus hábitos al gastar (En que, cuanto y como gastas). Esta información te va a permitir determinar cuánto dinero vas a asignar a cada categoría en tu presupuesto, por ejemplo, vas a saber cuánto aproximadamente vas a necesitar para renta, transporte, alimentación, servicios, etc. Por otra parte, también te va a ayudar a identificar más fácilmente los gastos que al no ser necesarios pueden ser una opción para reducir en monto o frecuencia.


2.- Cuando ya tienes un presupuesto, el llevar el control y registro de tus gastos es vital para comparar al final del periodo si tus gastos se alinearon a la cantidad que habías asignado para cada categoría. Si gastaste más o menos de lo previsto en un segmento puedes ir a revisar en tu registro de gastos que fue lo que hizo esa diferencia, así podrás tomar decisiones si es necesario ajustar la cantidad que tenias predeterminada para ese gasto o si solo fue que ese periodo se salió de control por alguna razón.


3.- El llevar un registro honesto de tus gastos te hace automáticamente más consciente cuando haces tus gastos. Esto te ayuda a evitar las compras las compras por impulso.


Como Llevar tu registro de Gastos


El cómo lleves tu registro es totalmente a opción personal. Puedes hacerlo tan básico como una libreta y lápiz, o usar aplicaciones para el celular que te ayudan a llevar ese registro también utilizar una hoja de cálculo en tu computadora. Cualquier método que sea fácil y práctico para ti mientras cumplas con el propósito de hacer tus registros funciona bien. Recuerda que no importa que tan sofisticado sea lo que decidas utilizar lo más importante es ser constante por eso mientras más fácil y cómoda te sientas tienes más probabilidades de éxito para cumplirlo. Haz el registro de gastos parte de tu rutina.


Gastos Fijos vs Gastos Variables


En los presupuestos personales, los gastos fijos son los costos que tú puedes predecir con facilidad, puedes saber exactamente cuánto vas a pagar anticipadamente, ejemplo de estos gastos son: el pago de la renta, el pago mensual de tu carro, seguros, etc. Estos gastos no cambian mantienen el mismo importe mes a mes. Sin embargo, en presupuestos y finanzas personales hay gastos que, si cambian mes a mes, y aunque tenemos una idea de cuanto pagaremos no tenemos la certeza anticipada de su importe y aun con esta característica también los incluimos en los gastos fijos la razón es porque si tenemos la seguridad de que se tienen que cubrir y son indispensables ejemplos de estos gastos son: gastos de alimentación, servicio de agua, electricidad.


Características de los Gastos fijos

  • Son gastos recurrentes y constantes

  • Son gastos recurrentes y constantes. mayor parte de tus gastos totales.

  • Puedes predecir en la mayoría de los casos su importe exacto.

  • Generalmente cubren tus necesidades básicas y para hacer cambios en su importe implica hacer cambios de contratos o esperar fechas de vencimiento para tener la oportunidad de hacer algún movimiento para reducir su importe.

  • En la mayoría de estos gastos no tienes el poder o la opción de decir si realizarnos o no.

Gastos Variables


Una manera muy simple de describir los gastos variables es que estos gastos se basan en decisiones que tomas diariamente y están influenciados por tus hábitos de consumo y estilo de vida. Cosas tan sencillas como si compras productos genéricos o de marca en el supermercado, o si decides hacer tu café en casa o comprarlo. Entonces estos gastos son variables primeramente porque no conoces su importe con anticipación y porque no tienes la certeza de que se van a realizar o cuando ya que depende de una decisión tuya si los realizas o no.


Estos gastos en realidad son los que podemos reducir para incrementar ahorro, acelerar el pago de deudas y cumplimiento de objetivos, sin embargo, reducirlos suele ser bastante complicado por el hecho que afectan directamente tu estilo vida. Decisiones tan sencillas como cocinar lo que tienes en casa o salir a comer fuera, o comprar una ropa nueva o buscar algo en tu closet, dar un regalo dentro de tus posibilidades o dar un regalo caro para impresionar o demostrar tu aprecio. Para controlar este tipo de gastos necesitas fuerza de voluntad diaria y estar comprometida con tu proyecto financiero.


Características de los gastos Variables

  • Son realizados basados en decisiones diarias, por lo que no tienes un estimado de su importe.

  • Están directamente relacionados a tu estilo de vida.

  • Son los gastos que podrías reducir en tu presupuesto, pero implica un compromiso de tu parte y fuerza de voluntad.


Conoce tus hábitos de consumo al revisar tus gastos Variables


Aun y que nuestros gastos son variables, muchos de estos gastos suelen ser bastante predecibles. Si revisas tus gastos variables de los meses o del año anterior en tus estados de cuenta o haciendo memoria vas a encontrar un patrón de gastos. Tal vez vas al cine cada jueves, o vas al salón de belleza cada tres semanas, o sales a desayunar todos los miércoles con tus amigas. Si analizas estos patrones de gastos tal vez puedas lograr un muy buen ahorro no eliminando totalmente ese gasto sino solo reduciendo y controlando la frecuencia. Recuerda que no puedes eliminar completamente de tu presupuesto estos gastos sino tu presupuesto se vuelve casi imposible de seguir debido a que no se estaría adaptando a tu estilo de vida.


El revisar tus hábitos de consumo también te ayuda a incluir esos gastos “variables” en categorías de tu presupuesto con cantidades que puedes calcular si bien no serán exactas pueden estar bastante cerca de la realidad. Revisa cuanto has gastado en los meses anteriores o el año anterior y estima un promedio para esa categoría, esto te ayuda a ponerte límites ya que estas consciente de que puedes hacer ese gasto, pero ya tienes un monto determinado.


Recuerda, si quieres alcanzar cualquier meta financiera, necesitar tener un control de tus gastos y la mejor manera de lograrlo es tener un registro de tus gastos. Tener el control el control de tus gastos puede parecer muy difícil pero tu tienes el poder de decidir si gastar o no.



Toma el control de tu consumo con estos pasos


1.-Define una meta, cual es tu motivo y objetivo al querer tomar el control de tus finanzas. Cuando tengas esa meta hazla real establece costo y fecha de cumplimiento y desarrolla un plan para cumplirla. Cuando sabes exactamente que quieres lograr y el costo eso te ayuda a decidir si comprar algún artículo tomando esa meta en cuenta antes de hacer un gasto. ¿Vale la pena comprar esto ahora y retrasar el cumplimiento de mi meta más importante?


2.- Aprende a decir NO. El tener el dinero para comprar un artículo o hacer un gasto no quiere decir que sea lo más conveniente o ventajoso para nosotros. Aprender a decir que no es fundamental para mantener nuestros gastos bajo control.


3.- No gastes antes de generar tu ingreso. Con esto no me refiero a que no hagas un plan de como vas a usar tu dinero, sino al hecho real de gastar antes de general tu dinero especialmente en artículos de consumo que pierden la mayor parte de su valor tan solo por ser comprados. Evita hacer compras con tu tarjeta de crédito si no tienes el dinero en ese momento para pagarlo. Los prestamos personales para hacer compras de consumo que no son necesidades básicas y pensar en pagarlos al momento de recibir su pago de nómina no te ayudan.


4.- Pequeños y recurrentes gustos. Todos hemos sido culpables en algún momento de esta conducta que, por supuesto que está bien y aparte es necesario consentirnos de vez en cuando, pero ten mucho cuidado y está pendiente si estos pequeños gustos ocurren con bastante frecuencia. Estos pequeños gastos pueden parecer simples e inofensivos, pero cuando los sumas pueden darte una sorpresa que no esperas. No permitas que pequeños gustos le roben el valor a las cosas que pueden ser más importantes y gratificantes en tu vida. Controla tus gastos y haz tus sueños realidad.


5.- Evita usar tus tarjetas de crédito si ya tienes un balance por pagar anterior.



Como controlar las compras por impulso


1.- No importa lo que vas a comprar siempre haz una lista y sigue tu lista. El impulso de comprar puede aparecer en cualquier lugar hasta en el supermercado. Una lista es una herramienta eficaz porque cuando la haces no estas influenciado por ningún tipo de mercadotecnia, tú elaboras tú lista bien pensada basándote en tus necesidades y gustos. Cuando vayas de compras apégate a tu lista, y si hay algo que te llame la atención y no está en tu lista, haz una nota y trata de incluirla en tu próxima lista de compras si está dentro de tus posibilidades. Retrasar la compra te hace valorar y estimar si realmente es tan importante y necesaria.


2.- En tu presupuesto usa categorías de gastos que incluyan tus gustos especialmente en lo que sabes que te puedes exceder fácilmente y establece un límite de gasto anticipado. Usa efectivo para pagarlo, cuando pagamos con efectivo algo sucede en nuestra mente que le damos más valor y evaluamos el costo, diferente a cuando lo hacemos en pagos electrónicos porque si sabemos que estamos gastos, pero no somos tan conscientes. Si ya tienes destinada una cantidad en tu presupuesto para este tipo de gastos como ropa, accesorios, comidas fuera de casa etc., haz un sobre con el importe de esa categoría así cuando se acabe el dinero disponible pues se acabó así es más fácil tener definidos los límites y detenerte antes de gastar de más.


3.- Incluye en tu presupuesto algo de dinero para las cosas que normalmente compras por impulso, así sabes que las puedes adquirir, pero con un limite


4.- Si tienes tarjetas de crédito y cuando las tramitaste lo hiciste pensando en usarlas solo en caso de emergencia, entonces no las cargues contigo, déjalas en casa así eliminas la tentación de usarlas en gastos innecesarios.


5.-Si acostumbras a salir a centros comerciales solo a caminar y ver los aparadores sin que en realidad necesites comprar algo entonces intenta cambiar esos paseos y organiza otro tipo de distracción, como invitar a tus amigas a casa, salir a visitar algún museo, visitar algún familiar, iniciar un pasatiempo, etc. Aléjate de la tentación.

Cuando se trata de controlar tu manera de gastar una planeación apropiada y anticipada puede cambiar una situación muy mala en muy buena. Empieza tu presupuesto y recuerda incluir las cosas que disfrutas hacer y comprar con moderación así tu estilo de vida no se pierde y por otro lado no tienes ese sentimiento de culpa al gastar. Las compras por impulso vienen de la falta de autocontrol. Toma el control de tus finanzas y de tus hábitos al gastar.


Registro mensual de gastos
.pdf
Download PDF • 85KB

954 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Metas 2022

laura.png

Hola, gracias por leerme

Me gradué como Contador Público y Auditor C.P.A, en México, y Master en Business Administration  M.B.A. por la Universidad de Texas.

Categorías

Tags